¿Qué materiales considera el kit inicial de una casa prefabricada?

“Los kits son insuficientes. Hay paquetes que vienen con ventanas de madera, de aluminio, con teja asfáltica u otros materiales básicos, pero eso tiene un costo mayor también. Los valores son súper altos en comparación con lo que entregan”, comenta Luis Peña, constructor de la localidad de Ventanas. 

prefab

Al momento de adquirir una vivienda prefabricada, una de las grandes interrogantes pasa por saber qué es lo que incluye el kit inicial para la construcción. Muchas personas, al optar por esta alternativa, piensan que con la inversión del comienzo es suficiente. Pero ¿qué incluye realmente este pack?

El costo de una casa de 83 metros cuadrados en Casas Chile es de $13.190.000, monto que considera un serie de materiales que permiten armarla en cuestión de días, al menos desde el punto de vista estructural. 

Pese a lo anterior, hay una serie de elementos que son obviados dentro del presupuesto: las ventanas, puertas, placas de terciado estructural, el revestimiento para el cielo, el juego de baño, los clavos, tornillos, entre otros. 

“Con el pack básico no te alcanza para habitarla, hay que invertir desde el comienzo. Acá en Ventanas armé una casa y hubo que invertir bastante. Porque no traen nada para las instalaciones eléctricas ni para gasfitería. Tampoco tienen conexiones para alcantarillas, entonces no se pueden habitar de manera inmediata”, agrega Luis Peña, quien tiene experiencia en este tipo de proyectos.  

Si bien la calidad de los materiales depende de los recursos que tenga el cliente, con los 13 millones no alcanza para terminar la construcción. Gracias a la asesoría de Luis se pudo establecer que, incluyendo la mano de obra, se necesitan alrededor de 29 millones para dejar la casa habitable. Dicho valor, incluye todos los elementos obviados en el primer presupuesto. 

¿Las casas prefabricadas son una alternativa recomendable para proyectarse?

prefab02

Antes de comprar una casa prefabricada es necesario estar en conocimiento de que la inversión inicial no es suficiente para habilitar todos los espacios de la vivienda. 

Para Luis Peña, “depende mucho del uso que se le vaya a dar a la casa. Si se quiere para vivir o para ir de vez en cuando. Si es para vivir yo apuesto por autoconstruir, pero de manera asesorada. A menos que el paquete que se le ofrezca al cliente sirva en todas las épocas del año. Ahí está el detalle”.

“Para las zonas templadas estas casas hacen furor, porque el clima es más “estable”. Pero desde la Región de Valparaíso hacia abajo el tema cambia. Acá esas viviendas tipo no dan muy buenos resultados” agrega. 

Si comparamos el costo de una casa prefabricada con el de una autoconstruida no se observan muchas diferencias. En el primer caso, el valor asciende a veintinueve millones y en el segundo alrededor de treinta aproximadamente. Sea cual sea la preferencia, es importante estar informado/a para tomar una buena decisión. Además de considerar que los valores expuestos podrían variar dependiendo de cada caso en particular.