Alianza para reconstruir Valparaíso

1d8e9ccd-f522-46f1-9bd8-9fad941c4100

De la mano de la Municipalidad de Valparaíso, ONG Vivienda Local trabajará en la reconstrucción de las viviendas afectadas por el incendio ocurrido el 24 de diciembre de 2019. 

Alrededor 274 casas fueron las damnificadas por el siniestro que afectó a los cerros San Roque, Rocuant y Ramaditas en Valparaíso. Ahora, y gracias a un convenio entre la organización y el municipio, 16 familias trabajarán con la Autoconstrucción Colaborativa para recuperar sus hogares.

“La autoconstrucción colaborativa tiene varias características interesantes. Con ella el subsidio se aprovecha de mejor manera por la familia, ellos conocen directamente cómo se gastó su beneficio. Esto se refleja en la materialidad y el metraje de las casas, que es unos quince o veinte metros superior a una vivienda tipo. Acá la gente se involucra directamente en el trabajo y gestión de su proyecto. Es una solución que rompe con el asistencialismo”, comenta Alejandro Pincheira, encargado de Vivienda de la Municipalidad de Valparaíso.

A lo anterior, agrega que “los conceptos de  planificación, comunicación, trabajo colaborativo y profesionalismo se encuentran en Vivienda Local. Por eso decidimos contratar a este organismo, que es el único que se ha dedicado de manera exclusiva a la autoconstrucción. Esto nos permite saber que estamos con un grupo de personas que entiende, siente y vibra con este sistema. Por ende va a dar el 100% para que las familias damnificadas tengan su solución de manera eficaz y completa”.

Una novedad para este proceso es que se utilizará la plataforma virtual de la ONG, hecha especialmente para el seguimiento de los proyectos. Con ella, cada socio/a podrá revisar los avances de su vivienda y tener una mayor comunicación con su arquitecto/a.

Experiencia en procesos de reconstrucción

No es primera vez que Vivienda Local trabaja en proyectos de esta índole. En 2017, luego del terremoto de 2015 en Canela -que dejó alrededor de 120 familias damnificadas-, tomaron 40 casos para reconstruir. 

Otro ejemplo es el de Santa Olga, que está por finalizar, donde se ha trabajado con 11 socios/as. Quienes se han organizado colaborativa para levantar sus viviendas, las cuales se consumieron luego de un incendio en la localidad. 

“Nuestra experiencia trabajando en reconstrucción nos ha permitido sistematizar los procesos y entenderlos uno a uno. Desde el diseño con las familias, los trámites municipales, la aprobación en SERVIU, hasta el acompañamiento en la ejecución. Logramos comprender estas cuatro etapas para hacer el proceso más eficaz y rápido. Acá con lo que se juega es con hacer mucho y con pocos recursos”.

“Pasó mucho en el megaincendio de 2014 que el proceso fue abierto, cualquier arquitecto llegaba a trabajar. El problema es que no se hace de forma organizada y cada uno trabaja ‘en su mundo’. Por eso muchos casos quedaron a medias, y por lo mismo nosotros trabajamos en equipo. Yo creo que esa es la forma de abordar procesos como este”, señala Sebastián Becerra, presidente de la ONG.

Hasta ahora se han realizado instancias informativas y un taller en el Departamento de Vivienda de la Municipalidad de Valparaíso. En este último, 16 familias completaron su inscripción para trabajar con la autoconstrucción. En cuanto a los avances,  ya se visitaron los terrenos de cada autoconstructor/a para dar paso a la etapa de diseño. Una vez finalizada esta tarea, se comenzará con la planificación y posterior ejecución de la vivienda.