Casos de reconstrucción en Santa Olga: avances y etapa actual del proyecto

whatsapp-image-2019-11-28-at-16-35-44

Luego del trabajo realizado en Valparaíso, a raíz del mega incendio de 2014 y tras vislumbrar los resultados logrados en esa ocasión, surgió la posibilidad de acompañar a 11 familias en la reconstrucción de sus hogares en Santa Olga, comunidad rural de la Región del Maule. “Estamos Próximos a cumplir 2 años trabajando en esta localidad, tras el incendio forestal más grande del sur, que arrasó con la localidad completa en 2017” Camilo Cajigal, arquitecto y Director de Vivienda Local.

Según Camilo, arquitecto del proyecto, los vecinos y vecinas optaron por trabajar con la ONG porque “las viviendas que entregaban las constructoras eran pequeñas (de 60m2 aprox.). Al percatarse de esto, ellos/as quisieron tener la oportunidad de levantar sus casas con la modalidad de la Autoconstrucción Asistida. Para esto, formaron una personalidad jurídica llamada “Comité Las Villas”, cuya fuerza ha radicado en la cooperación, el respeto y la comunicación”.

Las primeras reuniones para definir los diseños se realizaron a distancia, por videollamada, correos, Whatsapp y vía telefónica. De esta manera, se logró coordinar la modalidad de trabajo para sacar adelante cada proyecto de reconstrucción. En el caso de las visitas, el alojamiento era cubierto por un miembro del comité. Así se abarataban costos y se aprovechaba al máximo cada instancia de supervisión. Estos acuerdos de colaboración  permitían abordar los proyectos de manera sustentable.

Un elemento importante de la metodología aplicada, es que gracias a ella cada vecino/a ha sido partícipe del diseño y la planificación de su vivienda. Desde el inicio, en el desarrollo y en la etapa final de ellas. Los proyectos no se hicieron de manera aislada, sino de forma colaborativa entre todos/as.

“(Los beneficiarios/as) siempre fueron ambiciosos con los metrajes de sus casas, crearon diseños desde los 80m2 hasta los 140m2. Lo anterior, sabiendo que era imposible de ejecutar con el monto del subsidio. Ellos/as estuvieron dispuestos a complementar el monto con sus recursos, lo que hiciera falta para cumplir su sueño. Finalmente, se definieron los diseños personalizados para cada una de las familias”, destaca Camilo.

Alianza y trabajo colaborativo: el comienzo de la etapa de construcción

whatsapp-image-2019-09-02-at-14-07-06

Entendiendo que la reconstrucción de las viviendas fue financiada -en su mayoría- por el Subsidio de Autoconstrucción Asistida de SERVIU, el equipo de trabajo incluyó representantes de dicha entidad, el comité e integrantes de Vivienda Local. “Nos reunimos mensualmente para levantar y aterrizar las aplicaciones del subsidio a la realidad local. Así se fue armando el engranaje para que la construcción fuera más fluida, tratamos de cubrir todos los imprevistos posibles. Una vez aprobados los primeros proyectos, comenzamos con las construcciones”, señaló Camilo.

Cabe destacar, que los 11 permisos de construcción se obtuvieron luego de un año y medio de gestiones. Lo anterior, principalmente por las observaciones y devoluciones que se hicieron desde la Dirección de Obras de Constitución (DOM).

Respecto a esta última etapa, Camilo señala que “el ritmo de la obra ha sido súper sano, las responsabilidades y tareas se comparten.  Lo opuesto a la idea de un proyecto ‘clásico’, donde uno se va cargando de estrés. Por otra parte, al tratarse de un proceso al que no se habían visto enfrentados, el equipo SERVIU en un principio veía con bastante desconfianza el tema de la Autoconstrucción Asistida. Con el tiempo, junto con el comité, fuimos trabajando la confianza. Con buena disposición y atando cabos sueltos para ver avances concretos en las construcciones”.

whatsapp-image-2019-11-21-at-14-49-53 whatsapp-image-2019-11-11-at-11-28-39

Actualmente, de todos los proyectos, hay una vivienda que ya está finalizada y recepcionada. En paralelo, hay ocho en ejecución, de ellas dos están próximas a terminarse y otras dos aún no se empiezan. “Esperamos, antes del término del primer semestre del 2020, finalizar los procesos de todas las casas para que las familias puedan disfrutar de sus nuevos hogares, diseñados especialmente a su medida” concluye Camilo Cajigal.